7 sugerencias para hacer pedidos efectivos

Los pedidos son una herramienta muy poderosa. Pidiendo ayuda a los demás podemos lograr mucho más de lo que podríamos lograr por nosotros mismos. Sin embargo, para que los pedidos generen una respuesta positiva, es útil aprender a hacer pedidos de manera correcta.

A continuación te damos 7 sugerencias para hacer pedidos:

 

1 – Pedirlo como si estuviéramos seguros de que nos lo van a dar

La manera en que pedimos las cosas influye mucho sobre el resultado. Hay personas que hacen un pedido pero en el fondo no creen que lo merezcan o que se lo vayan a conceder. La actitud correcta es: ¿cómo haría el pedido si estuviera seguro que me lo merezco y que me van a decir que sí?

 

2 – Pedirlo a la persona correcta

Esto es muy simple pero muy importante. Tenemos que hacer el pedido a la persona que tenga la autoridad para concedernos el pedido. Si no vamos a estar perdiendo el tiempo con alguien que no puede hacer nada al respecto.

 

3 – Que quede claro que estamos haciendo un pedido

Algunas personas se ponen a hablar y a veces, por nervios, no hacen un pedido concreto. Es importante que quede claro que estamos pidiendo y que esperamos una respuesta clara y concisa.

 

4 – Ser específico en el pedido

Si por ejemplo lo que quiero es invitar a alguien a salir, no alcanza con decir “me gustaría salir con vos algún día”. Tengo que ser más específico. Puedo decir algo como “me gustaría invitarte al cine y a comer esté sábado a las 8 de la noche”. Cuanto más claro tenga el otro lo que yo quiero, más probable va a ser que me ayude a obtenerlo.

 

5 – Ser concreto y breve

A veces también por nervios, las personas hablan mucho. El pedido debe ser bien concreto. Una forma de hacerlo breve es preguntarse: ¿Cuál sería el pedido en una frase? Contestar esta pregunta ayuda a desarrollar la capacidad de síntesis. Nos ayuda a omitir mucha información que no es realmente relevante.

 

6 – Anticipar preguntas

Al hacer un pedido, ayuda ponerse en el lugar del otro. Resulta útil preguntarnos qué preguntas puede hacernos la otra persona antes de concedernos el pedido y pensar en las respuestas. Cuanto más preguntas anticipe, mayores van a ser las posibilidades de obtener lo que pido.

 

7 – Aprender a tolerar que me digan que no

Si pido algo y me dicen que no, esto no quiere decir que me tenga que rendir. Cuando aprendo a hacer pedidos, tengo también que saber que pueden decirme que no. Quizás no sea el momento o la otra persona tenga otras prioridades, pero esto no implica que no podamos seguir haciendo pedidos a esa misma persona en otro momento o a otras personas.

 

A medida que logres incorporar estas sugerencias, vas a maximizar las probabilidades de obtener lo que querés.

 

 

Adaptado de “Los Principios del Éxito” de Jack Canfield

Etiquetado .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.