Emociones para mejorar nuestra calidad de vida

Como podemos ver en el siguiente video, nuestras emociones tienen una gran influencia en nuestra percepción:

 

 

 

Ahora que conoces esto te pregunto, ¿qué emociones experimentas en tu vida? ¿Son en su mayoría emociones positivas? ¿o se trata de emociones negativas? Si bien las emociones tienen un propósito, el exceso de emociones negativas puede hacer que percibas una realidad acorde, negativa también.

 

Esto no solo va a afectar negativamente tu estado de ánimo, sino que también va a disminuir las probabilidades de que encuentres oportunidades de lograr tus objetivos en tu vida. Las emociones negativas no te van a dejar percibir la realidad positiva.

 

Muchas emociones requieren de trabajo interior para conocer qué las dispara y cómo cambiarlas, pero también es verdad que ensayar regularmente un estado emocional positivo nos ayuda a reemplazar esas emociones negativas por otras emociones más saludables. 

 

Quiero compartir aquí algunas emociones simples pero muy poderosas que podemos ejercitar diariamente:

 

 

  • Agradecer: En nuestro día a día siempre existen oportunidades para agradecer a otro lo que hizo por nosotros, o simplemente por estar ahí. Agradecernos también a nosotros mismos nos ayuda a enfocarnos en lo positivo, en aquellas cosas que a veces no nos tomamos tiempo para percibir y reconocer. Pensemos cada día: ¿porqué puedo estar agradecido hoy?
  • Sentir pasión: Tener pasión es fundamental. Ayuda a que el tiempo se nos pase sin darnos cuenta, y a disfrutar al máximo de lo que estamos haciendo, lo cual también influye positivamente en la calidad de aquello que hacemos. Pero ¿cómo podemos generar este estado de pasión por nosotros mismos? Si estamos resolviendo un problema, resulta útil verlo como una oportunidad de crecimiento, de aprendizaje. Si estamos haciendo algo que no nos gusta del todo podemos preguntarnos: ¿cuál es la razón de fondo por la cual estoy haciendo esto?
  • Expresar amor y afecto: Expresar nuestro amor y afecto diariamente por nuestros seres queridos nos ayuda a valorar nuestras relaciones interpersonales más cercanas. Es probable que este sentimiento nos sea recíproco y en ese caso nos vamos a sentir valorados y apreciados, lo cual va a afectar positivamente nuestro estado emocional.
  • Contribuir: Cuando estamos dando algo a otros, ya sea algo material o una contribución de cualquier tipo, nos estamos diciendo a nosotros mismos: “tengo suficiente como para dar a otros” o “tengo la capacidad para mejorar la vida de otra persona”, lo cual es un poderoso y positivo mensaje interior. Por otro lado, es probable que cualquier contribución resulte en un mejor estado emocional de otra persona, lo cual nos va a dar una gran satisfacción y probablemente ese bienestar vuelva a nosotros tarde o temprano.

 

Si nos mantenemos en un estado emocional positivo, también vamos a interpretar de mejor manera los eventos de la vida. Esto nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida, la cual es el promedio de nuestro estado emocional.

 

No esperes! aplicalo ya mismo.

 

Saludos

Martin

Etiquetado .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.