Las Creencias

¿Qué es una creencia? Es la convicción o la certeza que tenemos sobre algo.

El origen de las creencias proviene de muchas fuentes:

  • la educación, 
  • la cultura, 
  • la comunidad, 
  • el entorno, 
  • los mandatos, 
  • la tradición, 
  • experiencias vividas,
  • experiencias repetitivas, 
  • traumas del pasado, etc.


Las creencias se construyen a partir de conclusiones que vamos sacando de las diferentes experiencias que vivenciamos en el mundo, y tienen un gran poder en nuestras vidas:

  • Interpretamos los hechos según nuestras creencias. 
  • Percibimos el afuera según nuestras creencias. 
  • Realizamos acciones según nuestras creencias.
  • Condicionamos los resultados según nuestras creencias.
  • Nos motivamos a hacer determinadas cosas según nuestras creencias.

 

En definitiva, las creencias dan forma a todo lo que hacemos a lo largo de nuestra vida. Frente a un hecho determinado, distintas personas interpretan cosas diferentes según sus paradigmas. Cada uno le brinda un significado positivo o negativo de acuerdo a esas creencias que se van formando.

 

Por ejemplo, el hecho de que nuestro jefe rechace una propuesta que le hagamos puede tener distintas interpretaciones:

  1. Quien crea que su jefe es un enemigo, podrá interpretarlo como que éste está intentando evitar que la persona crezca o se desarrolle como profesional. 
  2. Quien vea a su jefe como alguien que quiere ayudarlo a crecer profesionalmente lo verá como una oportunidad de mejora. Probablemente le pregunte qué cosas no le gustaron de su propuesta y trabajará para mejorarlas. 

Frente al mismo evento, distintas personas reaccionan de manera diferente según las creencias que tengan.

La naturaleza nos provee de un ejemplo que nos ilustra la forma en que nuestras creencias limitan nuestra visión de las cosas:

 

“Una rana verá casi todo lo que quede en su entorno inmediato, pero solo interpretará como alimento las cosas que se muevan, y tengan una forma y configuración determinadas. Esta es una manera muy eficaz de proveer a la rana de alimentos como pueden ser las moscas. Sin embargo, como sólo los objetos negros en movimiento son reconocidos como alimentos, una rana se morirá de hambre en una caja cerrada llena de moscas muertas”

En ocasiones nos comportamos como una rana en una caja sin ver las oportunidades que tenemos frente a nosotros para lograr nuestros objetivos.

 

 

Te invitamos a pensar en las creencias que te pueden estar limitando; a pensar en aquellas cosas que estás absolutamente seguro que deben ser de determinada manera:

  • ¿Que pasaría si eso cambiara? 
  • ¿Qué otras opciones puedo encontrar? Esto no quiere decir que tengamos que cambiar todo aquello de lo que estamos seguros, pero por lo menos resulta interesante hacerse la pregunta… 
  • Cuando obtenemos un resultado negativo, podemos preguntarnos, ¿Qué posibilidades no he considerado? ¿Qué podría hacer distinto la próxima vez? 
  • ¿Existe alguna persona que haya logrado lo que yo quiero hacer? ¿Cómo actúa esta persona? 

Las respuestas a estas preguntas pueden ayudar poco a poco a cambiar nuestras creencias, acciones y resultados. 

 
Saludos
Martin
Etiquetado .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.