5 pasos para perder peso de manera efectiva, desde la motivación a la acción

 

 perdida peso 1

 

Lograr un objetivo requiere tanto recursos internos como recursos externos.

 

Los recursos internos son aquellos recursos mentales y emocionales tales como:

  • Confianza
  • Determinación
  • Perseverancia
  • Motivación
  • Pasión
  • Coraje
  • Paciencia

 

Los recursos externos son recursos tales como:

  • Tiempo
  • Dinero
  • Contactos
  • Tecnología
  • Conocimiento técnico

 

Ambos tipos de recursos son importantes

Sin embargo, según mi experiencia trabajando como Coach, la mayoría de las personas tiende a creer que los recursos más importantes son los externos. Esto es una creencia limitante dado que son los recursos internos los más importantes.

 

Tony Robbins dijo: el 80% del éxito se debe a la psicología y el 20% a la mecánica. Esto significa que la mayor parte del éxito se debe a los recursos internos y no a los externos, a diferencia de lo que creen la mayoría de las personas.

Si pensamos en esto tiene sentido. ¿Recordás algún momento en que hayas tenido total pasión y motivación para hacer algo? Quizás en ese momento no tenías todos los recursos externos necesarios para lograr tu objetivo pero esa pasión y motivación a lograrlo te ayudó a ser suficientemente ingenioso para encontrar la manera de hacerlo. Ese es el poder de los recursos internos: nos ayudan a tener ese combustible interior que nos permite lograr más con menos. 

Seguro que también conocés a alguien que tenga esa confianza y motivación que lo hace dar todo por lo que quiere, y que gracias a eso se destaca frente a otras personas que quizás tienen más habilidades técnicas pero que les falta ese combustible emocional. Esto puede pasar tanto a nivel personal como laboral. A eso se refiere Tony cuando dice que el 80% del éxito es psicología y no mecánica.

Este principio aplica también a la salud y hoy quiero usarlo para presentarte 5 pasos para perder peso. Estos 5 pasos se adaptan perfectamente a la frase de Tony dado que 4 de ellos refieren a la psicología y solamente 1 a la mecánica. Dicho de otra manera, solamente uno de los pasos habla del entrenamiento y la dieta, y los otros 4 se refieren a tu mente y tus emociones.

Muchos planes para perder peso fracasan justamente porque se enfocan solamente en la mecánica, la cual no dejo de reconocer que es una parte muy importante pero que es solamente un componente del todo.

Sin más palabras te presento los 5 pasos:

 

perdida peso paso 1

1. Definir un objetivo y asociarlo con una visión atractiva del futuro

El primer paso para lograr un objetivo es definirlo y asociarlo con una visión atractiva del futuro. Si logramos crear esta visión vamos a estar mucho más motivados a hacerla realidad. Lo que mueve a la acción es la emoción. Por eso se trata de primero crear el objetivo y la visión y que nos genere la emoción necesaria para querer salir corriendo a entrenar.

Primero que nada es importante que definas un objetivo. ¿Qué querés lograr exáctamente?

El objetivo debe estar planteado de manera que sea medible. Decir «quiero bajar de peso» no es medible porque si bajás 1 gramo estarías cumpliendo tu objetivo pero seguro que no estarías satisfecho. Decir «quiero pesar 70 kilos para fin de 2015» es un objetivo concreto que podrás saber cuando lo hayas logrado.

Una vez que hayas definido el objetivo es posible descomponerlo en objetivos más pequeños que te den la sensación de progreso. Por ejemplo, el primer mes podrías querer bajar 4 kilos. Una vez que lo hayas logrado podrás aumentar la confianza en que vas a lograr el resto del objetivo.

Supongamos tu objetivo es bajar 30 kilos. ¿Cómo te ves una vez que lo hayas logrado? La manera de plantear esta visión hace la diferencia entre la acción y la postergación. Podés verla como un proceso doloroso en el cual vas a tener que realizar mucho sacrificio y dejar de lado muchas cosas que te gustan. O podés verlo como una gran oportunidad de tener una gran calidad de vida, de mejorar tu salud para sentirte de maravilla como nunca te sentiste, con más energía y determinación para que eso sea un ejemplo de cómo podés lograr todo lo que te propongas y ser un ejemplo para todas las personas que te rodean.

Creo que no resulta necesario explicar cuál de las dos visiones va a ser más atractiva. 

El placer y el dolor son grandes motivadores. Si imaginás el proceso de lograr tu objetivo como algo doloroso es probable que tu cerebro no esté muy motivado a realizarlo. Es de esperar entonces que esto lleve a la inacción o a una acción no sostenida en el tiempo. Sin embargo, si tanto el proceso de lograr tu objetivo como el logro mismo resultan placenteros la acción va a ser inmediata. En la primer opción vas a tener que hacer un gran esfuerzo. En la segunda va a ser algo natural.

 

Para crear esta visión atractiva te sugiero contestar las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo cambiaría mi vida para bien si logro mi objetivo?
  • ¿Qué mejoras tendría mi vida en 1 año, 5 años y 10 años?
  • ¿Qué pasaría si no lo logro?
  • ¿Cómo estaría mi vida en un año, 5 años y 10 años si sigo como estoy?

 

Sentir placer de lograr el objetivo es tan importante como sentir el dolor de no lograrlo

 

 dog

Les Brown cuenta una historia donde un hombre caminaba por la vereda cuando pasa por una casa donde había un perro en un jardín, y este perro estaba lloriqueando y quejándose, con tal intensidad que llama la atención del caminante. Tal era el lloriqueo del perro que le pregunta al dueño: ¿qué le pasa a ese perro que se queja tanto? El dueño no se muestra sorprendido por la pregunta y le contesta: «se queja porque está acostado sobre un clavo», respuesta que confunde todavía más al caminante, el cual ahora pregunta: «¿pero por qué no se levanta?» y el dueño del perro le contesta: «porque lo está lastimando pero no tanto como para tener que levantarse».

La mayoría de las personas vive en un estado en el que Tony Robbins llama «la tierra de nadie», que es similar a lo que vive este perro, es un estado en el cual no estamos felices pero tampoco estamos lo suficientemente infelices para hacer algo al respecto. Este es el peor estado en el que podemos estar dado que estamos insatisfechos pero no lo suficiente como para cambiar.

Por eso es importante que contestes la pregunta «¿qué pasaría si no lo hago?» en profundidad, dado que te va a ayudar a crear insatisfacción con el estado actual, lo cual te va a ayudar a moverte hacia el cambio. Hasta que no estés insatisfecho con tu situación actual es probable que no hagas nada para cambiarlo

Te sugiero también tomarte un momento cada día al levantarte para imaginar la visión como si ya la hubieras logrado imaginando todo los beneficios que dijiste que traería a tu vida. Esta es una manera de reforzar la motivación que te va a permitir realizar las acciones diarias con más determinación.

 

perdida peso paso 2 

2. Superar el miedo y las excusas para pasar a la acción 

 

Si realizaste el ejercicio del paso 1 con compromiso es probable que ya tengas muchas ganas de hacer algo por lograr tu objetivo. Al comenzar es probable que surjan miedos y creencias que si no las trabajás pueden limitarte mucho, incluso en algunos casos hacer que abandones.

¿Qué miedos pueden surgir?

Algunos miedos pueden ser: el miedo a no lograr el objetivo, a lastimarte, a no tener tiempo, a recaer y volver a ganar peso, etc. Lo que necesitamos en ese momento es coraje. El coraje significa tener miedo y hacerlo de todas maneras. Existe una creencia falsa en que las personas exitosas no tienen miedo. Esto está muy lejos de la realidad. Las personas que lograron mucho tienen miedo como todas las personas. La diferencia está en que sienten el miedo y siguen adelante. No se paralizan porque saben que el miedo es una emoción natural que surge cuando estamos saliendo de nuestra zona de confort

Para superar ese miedo te sugiero recordar qué pasaría si no lográs el objetivo. Quizás te da miedo lograrlo pero ¿acaso no te da miedo no lograrlo? Recordá todo lo que te estás perdiendo por cada día de no lograr el objetivo y hacelo al punto que no lograr el objetivo te de más miedo que lograrlo. ¿Qué pasaría si llegara el final de tu vida y no lograste tu objetivo? ¿De qué te perdiste? Que suceda esto o no va a depender de las acciones que realices cada día, de lo que decidas hacer con tu vida en cada instante, y el comienzo de estas acciones es ahora mismo.

 

También pueden surgir creencias limitantes que quieran sabotear el logro de tu objetivo. Algunas creencias podrían ser las siguientes: 

  • No tengo una complexión delgada y por eso voy siempre a tender a engordar
  • Me gustan mucho los dulces o la comida chatarra, etc.
  • No tengo mucha fuerza de voluntad
  • Nunca fui atlético
  • No tengo suficiente tiempo como para hacerlo bien

 

Estas creencias nos hacen construir una historia limitante, una historia que nos da excusas y justificaciones de por qué no podemos lograr lo que queremos. Debemos darnos cuenta que la historia no es la verdad, sino que es un invento creado por el miedo, que aunque por momentos parezca muy real no deja de ser un espejismo creado por nuestra mente condicionada.

Para superar estas limitaciones te sugiero que vayas a la verdad, que busques la historia que cuente la realidad sobre vos mismo y tu potencial ilimitado.

Quizás no fuiste atlético hasta ahora pero es el momento de empezar a serlo.

El pasado no tiene por qué ser igual al futuro a menos que te quedes viviendo en el pasado.

La neurociencia está demostrando cada vez más que los seres humanos tenemos mucho potencial de cambio. 

Quizás no te hiciste tiempo hasta ahora porque no estabas del todo comprometido pero llegó el momento de darle a tu salud la prioridad que se merece. Todos tenemos el mismo tiempo: 24 horas al día, la diferencia está en qué hacemos con ese tiempo según a qué le damos prioridad. 

Quizás te gusten las cosas dulces pero a partir de ahora más te gusta tu salud y la calidad de vida que siempre soñaste. A partir de ahí podés construir afirmaciones metafóricas como por ejemplo: nada es tan sabroso como una persona saludable

Si no tuviste fuerza de voluntad es hora de construirla. La voluntad es un recurso interno que puede mejorarse, y se desarrolla día a día fortaleciéndolo como un músculo mental. Para eso podés ir día a día, comprometerte con tu objetivo haciendo cada día lo que sea necesario para lograrlo. A medida que hagas esto y pasen los días vas a construir la voluntad que estás necesitando.

Estos son ejemplos de verdades que te van a ayudar a construir tu verdadera historia. Una historia donde te vas a contar la verdad sobre vos mismo y dejar de lado las mentiras que te quiere hacer creer el miedo. Una vez que hayas creado e incorporado esa nueva historia estarás en condiciones de pasar al paso siguiente.

Antes de terminar este paso quiero dejarte un video muy inspirador de una monja, llamada hermana Madonna, que corre maratones y es un ejemplo de que nuestras limitaciones están solo en nuestra mente

 

 

 

Este es un ejemplo de que la edad no es limitante, de que no haber sido atlético toda tu vida tampoco es limitante. Por el contrario, su creencia de que si la vida no tiene desafíos no vale la pena vivirla la hace lograr lo imposible.

 

perdida peso paso 3

3. Tener modelos de referencia y estrategias de los mejores

Este paso trata de la estrategia, que como te comenté al comienzo de la nota también es un paso fundamental. Tener confianza y pasión es importante pero no es suficiente. Supongamos que mi objetivo es buscar una puesta de sol. Por más confianza que tenga en mí mismo no voy a encontrarla si estoy caminando hacia el este. Debo tener el conocimiento para saber que el sol se pone en el oeste para poder cambiar el rumbo y empezar a caminar en esa dirección.

En el caso de la pérdida de peso es lo mismo. Debemos buscar las mejores estrategias que nos ayuden a lograr nuestro objetivo. Lograr esto es un componente importante de nuestro éxito. 

Busquemos entonces al mejor entrenador, al mejor nutricionista, al mejor médico, y aprendamos de ellos para tener la mejor estrategia que podamos tener.

La estrategia que tengas va a influir mucho en cómo logres tu objetivo.

 

Componentes importantes de la estrategia son por ejemplo:

  • Qué ejercicios vas a realizar
  • Cuántas veces a la semana vas a entrenar
  • Cuanto dura tu entrenamiento
  • Qué intensidad tiene
  • Donde vas a entrenar
  • A qué hora exactamente vas a entrenar
  • Cuántas comidas vas a ingerir
  • Cuántas calorías vas a consumir
  • Qué vas a comer exactamente (carbohidratos, proteínas, grasas, etc.)
  • A qué horas vas a comer

 

Las elecciones que hagas deberán fomentar el logro de tu objetivo y además estar alineadas con el resto de las áreas de tu vida y tus personas más cercanas. La estrategia debe estar diseñada de manera que te resulte fácil lograrlo diariamente.

Si bien no soy experto en esta área te voy a dar algunos ejemplos comenzando con un ejemplo personal. En mi caso trabajo en varios clientes en diferentes ubicaciones. Cada día puedo estar trabajando en un barrio diferente en la ciudad en que vivo y a veces en un mismo día me muevo en dos o tres barrios. Esto hizo que requiera un gimnasio que tenga varias sucursales que me permita ir a una sucursal u otra dependiendo el lugar donde me encuentre cada día. El haber considerado eso hizo que esté donde esté me sea fácil entrenar independientemente de donde me encuentre. Si no hubiera considerado esto hubiera estado limitado a entrenar a primera hora de la mañana o a última hora de la noche, y esto hubiera hecho que determinados días me fuera muy difícil entrenar.

Para lograr lo que queremos debemos crear una estrategia que nos permita lograr fácilmente nuestro objetivo.

Con la dieta ocurre lo mismo. Debemos buscar una estrategia que nos permita fácilmente comer lo que nos propusimos sin que caigamos fácilmente en tentaciones que nos alejen de nuestro objetivo.  Aspectos a tener en cuenta son: ¿vamos a cocinar o a comprar comida? ¿en qué momento lo haremos? ¿cómo vamos a hacer las compras?

El tamaño de las porciones y la manera de servirlas puede también hacer la diferencia.

Un estudio realizado por Brian Wansik, autor del libro Slim by Design, demostró que las personas no comen solamente basándose en su apetito sino también en otros aspectos como ser el atractivo visual del plato y el tamaño de la porción que se sirve. En dicho estudio se formaron dos grupos de personas. Al primer grupo se le sirvió un plato de sopa con el tamaño estándar que podría hacer que la persona quedara satisfecha luego de terminarlo. Al segundo grupo se le sirvió un plato similar pero en este caso estaba conectado a un tubo oculto que a medida que consumían el contenido del plato este se seguía llenando de manera continua.

Las personas del primer grupo consumieron en promedio menos de medio litro de sopa. Sin embargo, las personas del segundo grupo consumieron en promedio más de un litro de sopa. Lo que hacía que las personas del primer grupo se sientan llenas no era su estómago sino el ver el plato vacío. El segundo grupo no llegó nunca a ver el plato vacío y por eso consumió más del doble. En la mayoría de los casos los integrantes del segundo grupo no se dieron cuenta de que consumieron mucho más que el primer grupo. Si bien consumieron un 73% más, se calificaron igual de satisfechos que el primer grupo.

Este estudio nos  deja ideas muy interesantes para aplicar en la dieta: si servimos porciones más pequeñas es probable que consumamos menos que si servimos porciones grandes. El tamaño del plato, la presentación del mismo, y llevar o no el bowl de guarnición a la mesa pueden hacer la diferencia.

Estos son solamente algunos ejemplos de la importancia de planificar una estrategia.

 

perdida peso paso 4

4. Eliminar conflictos internos

Al aplicar los tres primeros pasos es probable que logres un gran progreso. Sin embargo, si los estás aplicando y aún no estás avanzando es probable que tengas algún conflicto interno.

 

¿Qué es un conflicto interno? 

 

Se trata de algún dilema pendiente de resolver y dicho dilema te limita en el logro de tu objetivo. Los efectos de estos conflictos suelen ser la postergación y el auto boicot. Dicho de manera metafórica, es como si dieras un paso adelante y luego uno hacia atrás, o como si intentaras acelerar un auto que tiene el freno de mano puesto. El sentimiento asociado puede ser como si estuvieras siendo tirado en dos direcciones a la misma vez: por un lado querés lograr el objetivo pero hay algo que te está frenando. Si te ocurre esto es porque tenés algún conflicto interno que trabajar.

Para resolver estos conflictos debemos encontrar cual puede ser la intención oculta que tiene quedarnos donde estamos. Si nos estamos boicoteando no es porque no seamos inteligentes, sino porque hay alguna parte de nosotros que por alguna razón quiere quedarse como está, probablemente porque hay alguna necesidad que se está satisfaciendo en el estado actual.

Te voy a dar algunos ejemplos, cada uno con diferente profundidad:

Quizás nos hicimos adictos a la comida. Determinadas comidas pueden crear una adicción que al querer eliminarlas van a darnos señales en nuestro cuerpo, las cuales pueden ser difíciles de manejar. Si nos ocurre esto debemos tener nuestra visión del paso 1 más presente que nunca para que nos permita manejar esta emoción de adicción. A esta emoción le llamo resistencia. Resistencia es la emoción que surge cuando queremos cambiar un hábito que mantuvimos por mucho tiempo. Cambiar es incómodo para nuestro cuerpo dado que requiere un esfuerzo adicional. Algunos componentes de la resistencia son: pereza, mal humor, tristeza, confusión, fatiga, etc. Entender que estamos frente a la resistencia de un proceso de cambio también va a ayudarnos a manejarlo.

Otro ejemplo de conflicto interno puede ser el haber asociado determinadas comidas con placer, algo que ocurre en la mayoría de los casos. Supongamos que una persona decide comer algo rico cada vez que quiere darse un premio. Este premio puede estar asociado al logro de un objetivo o al encuentro con una persona querida, por dar algún ejemplo. Si de un día para el otro eliminamos la posibilidad de darnos este premio, esto puede causarnos problemas. Para solucionarlo debemos buscar otras alternativas que podamos usar como premios que no estén necesariamente asociados con la comida, o por lo menos con la comida no saludable o en exceso. Ejemplos de otros premios podrían ser: ir a un spa, tomar un día de vacaciones, comprarme algo que me gusta, ir al cine, teatro, etc.

 

Food-Addiction

La adicción a la comida puede ser más profunda de lo que hablamos hasta ahora. Como toda adicción, la comida nos da placer inmediato. Esto puede usarse para cambiar nuestro estado emocional cuando no nos sentimos felices. Esta es una estrategia que utilizan muchas personas, y puede llegar a encubrir grandes problemas emocionales. Algunas personas pueden usar la comida para olvidarse del hecho de que no se sienten felices, completas y queridas. Quizás perdieron la esperanza en que pueden cambiar su situación o peor aún, ni siquiera son conscientes de ello, así que utilizan la comida para tener un placer inmediato cuando no se sienten bien. Lo que no ven es el alto costo que esto tiene en su salud, no solamente física por el exceso de peso, sino también emocional por no tratar los temas no resueltos que producen estas emociones negativas. 

En otros casos similares el exceso de peso puede representar el poco amor por uno mismo y la baja autoestima. Si tenemos una imagen negativa de nosotros mismos nuestro comportamiento va a ser consistente con esa imagen. Por ese motivo es probable que no nos cuidemos y que nuestra salud no sea la mejor. Si buscamos cambiar el comportamiento sin trabajar nuestra auto imagen no vamos a lograr cambiarlo. Esto sería como querer eliminar un iceberg cortando la parte que se ve en la superficie. Tarde o temprano vamos a volver a lo mismo. En estos casos el exceso de peso puede ser una metáfora física de nuestros problemas emocionales. La grasa que cubre nuestro cuerpo puede estar representando la manera en que cubrimos nuestros problemas emocionales, o la manera en la que nos escondemos de los demás para no ser vistos, dado que en el fondo podemos creer que no merecemos lo bueno.

En un caso con el que trabajé, una persona que quería bajar de peso no lograba hacerlo. Al indagar encontramos un conflicto interno que lo frenaba en su objetivo. Su padre le había exigido la perfección toda su vida. Esa exigencia le había causado un dolor enorme dado que por más que lograra todo lo que se proponía nunca era suficiente para satisfacer al padre, dado que el ideal de perfección es tan difícil de alcanzar como llegar al horizonte. En un momento de su vida se cansó de perseguir este ideal, y quiso revelarse contra él, momento a partir del cual comenzó a sabotearse en todo lo que hacía, incluso son su peso y su salud. Su exceso de peso ocultaba un intento de castigo hacia el padre por el rencor que le había generado su gran exigencia. Una vez detectado este patrón trabajamos en él. El primer paso fue darse cuenta que él mismo era la persona a quién estaba castigando. Luego entender que más allá de que los métodos del padre estaban lejos de ser los ideales, él tenía buenas intenciones, dado que quería que su hijo tuviera lo que él no había tenido. Su exigencia en el fondo era la manera de ayudarlo a evitar todo el dolor que el padre había tenido. Una vez que entendió eso pudo perdonar al padre y a partir de ahí solucionar el conflicto. Cuando el conflicto se solucionó la pérdida de peso fue muy fácil.

Encontrar el conflicto es el primer paso de solucionarlo. En algunos casos alcanzará con un momento de reflexión. En otros casos se requerirá un trabajo más profundo que requerirá ayuda de un profesional. Más allá del esfuerzo que se requiera, creo que es un camino que vale la pena atravesar.

Solucionar el conflicto en general produce un gran alivio y es donde en algunas personas puede producirse el mayor avance. Nos queda, sin embargo, un paso más para asegurarnos el éxito:

 

Fit young woman fighting off fast food 

5. Perseverar

 

El último paso consiste en mantener en el tiempo todas las acciones presentadas anteriormente. Aristóteles dijo: «somos lo que hacemos reiteradamente. La excelencia, entonces, no es una acción sino un hábito«. Esto resulta de fundamental importancia en la pérdida de peso. Debemos condicionarnos de manera que comer sano, entrenar, cambiar nuestra mentalidad y nuestro estado emocional se conviertan en un hábito. Solo en ese momento es cuando nos aseguraremos de lograr el objetivo.

Los pequeños logros crean grandes logros pero solo si se mantienen en el tiempo. Michael Jordan dijo «tengo algo más importante que el coraje: tengo paciencia«. Tanto el coraje como la paciencia son importantes, pero en esta etapa la paciencia se vuelve más importante, porque el coraje sirve solamente si se mantiene en el tiempo. No alcanza con tener coraje una sola vez.

Habremos logrado nuestro objetivo cuando nos convertimos en esa nueva persona que come sano y que entrena regularmente. Cuando lo hicimos tantas veces que nos convertimos en ello, cuando creamos una nueva identidad en la cual hacerlo es automático.

En esta etapa surgen desafíos muy importantes de superar y uno de ellos es manejar la frustración. La frustración puede darse cuando a pesar de mucho esfuerzo nuestro objetivo no se concreta todavía. Al querer bajar de peso los últimos kilos pueden ser los más difíciles. Puede ocurrir que incluso con un gran esfuerzo, nos cueste seguir bajando, y en ocasiones hasta ganemos peso que buscábamos perder. 

Esta caida aparente debe tomarse como parte del proceso. No somos perfectos, y admitir que no lo somos es parte del camino al éxito. Esto no quiere decir usarlo como excusa para permitirse romper el compromiso. Quiere decir que vamos a seguir comprometidos al máximo pero si tenemos un período de retroceso no vamos a desanimarnos. Podemos ver este período de retroceso como un empujón para tomar aún más fuerza y terminar de una vez con esos kilos de más.

Voy a contarte una historia personal que se relaciona metafóricamente con el tema de retroceder para luego avanzar. Hace varios años vivi en Nueva York y en ese momento tomaba diariamente el subte. En dicha ciudad hay dos tipos de trenes, los trenes locales que paran en todas las estaciones y los trenes expreso, que paran solo en algunas. Existe una diferencia significativa de velocidad entre los trenes locales y los expreso, al punto que las paradas locales son cada pocas cuadras, y las paradas expreso pueden tener hasta 50 cuadras entre una y otra. Un amigo vivía cerca de una estación local, pero dada esta diferencia de velocidad tomaba el tren local una estación para atrás, donde paraba el tren expreso. Esto si bien le generaba una aparente demora en el corto plazo, a la larga le hacía llegar más rápido. Podemos pensar de la misma manera con la pérdida de peso: si ganamos algún gramo será para motivarnos aún más a acelerar el proceso de pérdida de peso y a la larga lo vamos a perder más rápido. El cuerpo mismo genera una resistencia, pero si nuestra motivación es alta lograremos vencerla. Asumo, como ya lo mencioné, que este consejo estará seguido de una consulta a tu médico.

En este momento es cuando tenemos que mantenernos más persistentes que nunca. Según Tony Robbins, «manejar la frustración masiva es una de las claves del éxito«. Coincido totalmente con esta frase porque aquellas personas que pueden manejar la frustración son las que llegan más lejos cuando otras ya abandonaron. 

Quizás el final sea la parte más difícil, pero justamente por eso si llegás ahí es donde más vas a destacarte. Es como el final de una carrera. Si estás corriendo una maratón los últimos 100 metros van a ser los más difíciles porque es cuando más estás cansado, pero por otro lado el saber que son los últimos te da la energía para dejarlo todo en la recta final. Lo mismo ocurre con la pérdida de peso.

Los últimos kilos van a ser los más difíciles. Es probable que tengas que cambiar la estrategia y ser aún mas estricto en la dieta y el entrenamiento. Sin embargo, al haber logrado tu objetivo no solo habrás bajado de peso sino que habrás logrado mantener el compromiso hasta lograr un objetivo ambicioso, lo cual representa un crecimiento mucho mayor que un simple cambio físico.

Esta nueva identidad que hayas creado será lo que te permita mantener tu peso deseado, dado que muchas personas logran su objetivo pero no pueden mantenerlo en el tiempo. Esto tampoco es bueno.

Para concluir me gustaría que apliques uno por uno cada uno de esos pasos. Es probable que necesites ayuda, ya sea de un entrenador, un Coach, un nutricionista, y de tu parte mucha fuerza de voluntad y apertura al cambio. Cuando lo hagas te convertirás en una nueva persona, con lo cual habrás ganado mucho más que tu peso deseado. Te vas a dar cuenta de sos capaz de mucho más de lo que creías, y ese es solo el comienzo.

 

Saludos

Martin 

 

En Integra++ nos enfocamos en buscar las formas más prácticas y efectivas de acción. Combinamos diferentes tipos de terapia, Coaching, y PNL, entre otras disciplinas para que puedas lograr grandes resultados en el corto plazo. Para conocer más escribinos a info@integramasmas.com y te contactaremos con un Coach especializado en Intervención Estratégica. Te esperamos! 

 

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.